Digitalización – Implicar en el cambio al equipo de trabajo

A menudo nos encontramos que la empresa debe realizar un cambio hacia la digitalización.

El CEO entiende que se debe realizar el cambio.

Pero el personal humano de la compañía recela cuando se les dice que tienen que hacerlo y se niegan a iniciar este cambio creando un boicot a las nuevas normativas y automatizaciones, responsabilizando de este rechazo a que “nada funciona”.

El motivo de esta negativa a realizar el cambio es porque los trabajadores entienden que esta digitalización le quitará su puesto de trabajo.

Ante esta posición, o para evitarlo de antemano, tenemos dos opciones:

a) Forzamos a los trabajadores a realizar el cambio, por lo que empiezan los problemas con la productividad que, por lo general, terminan en no realizar la transformación digital y, por consiguiente, degeneran en problemas económicos, perdidas de clientes, huida del personal con verdadero talento. Un caos.

b) Lo planteas como una mejora laboral, sin aumento de horas de trabajo y, sobre todo, una mejora de servicio hacia los clientes, que harán que la empresa crezca y se mantengan los puestos de trabajo.

Si optamos por la opción a)… “Meeeec  ¡ Error ¡”, ya que el CEO se enfada con el equipo humano de su empresa, empiezan las tiranteces, esto repercute en el servicio que los trabajadores dan al cliente, los clientes por este motivo y por la forma de trabajar anticuada se van a la competencia, por lo que la empresa empieza a tener pérdidas.

Si optamos por la opción b), debemos realizar un trabajo de equipo participativo.

Antes imponer el cambio, se debe exponer la posibilidad de realizarlo, consultando su opinión y analizando las negativas y recelos surgidos.

Se debe ir con transparencia, contando la verdad, la situación real de la organización y de como está el mercado respecto a la empresa.

No merece la pena ir con mentiras ni con secretos. Los trabajadores no son tontos y más pronto que tarde se dan cuenta de lo que pasa realmente, pueden entender que es una estrategia en contra de ellos y generar más recelo aún.

Se debe conseguir que los colaboradores quieran realizar el cambio, por lo que se debe exponer la situación de forma clara, el motivo del cambio, a donde se llegará con este cambio y las mejoras que a ellos les reportará.


El segundo paso es plantear que el cambio comporta una nueva escala de valores, en la que ellos deberán estar integrados y que sean ellos los que participen en la creación de estos nuevos valores.

Implicarlos en el proyecto hará que lo hagan suyo, estarán ansiosos por culminarlo y lo defenderán ante cualquier barrera que surja.

Los timings y procesos que se deben realizar, deben ser realizados por fases, paso a paso, pero realistas y realizables por todos los trabajadores.

Para que los tiempos de ejecución y los trabajos de los equipos vayan conjuntados, se debe implantar una nueva metodología de comunicación interna sencilla, con reuniones periódicas entre los equipos y entre los responsables de cada área involucrada. Si no se realiza este nuevo proceso de comunicación, la implantación de la digitalización puede hacerse eterna, muy costosa y llegar tarde para la empresa.

Una vez tengamos a todo el equipo humano volcado en la realización de la digitalización, nos daremos cuenta que la transformación digital está en marcha y, por muy poco más de esfuerzo, creando una empresa digital en la que los clientes quieren tenernos como proveedores.

En resumen. Para poder realizar la transformación de la empresa, detectar las necesidades actuales de la empresa es fundamental.

Implicar en el proyecto de forma transparente a todos los miembros de la empresa, desde el CEO hasta el becario de turno, es de suma importancia, ya que marcarán el nuevo rumbo y que todos defiendan los mismos valores. Estos valores son la base de la convivencia en armonía dentro de organización.


¿Tus empleados siguen teniendo miedo y recelo al cambio?

¿Quieres iniciar el proceso de transición digital?

¿No sabes que cambios necesita tu empresa?

Strolabi te ayudará a determinar los cambios digitales a realizar y a como exponerlo a tus colaboradores.

Share