Teletrabajo: Trabajar desde casas, pero como si estuvieses presente en la oficina

Mucho se sigue hablando aun del teletrabajo, pero con la definición de “trabajar desde lejos”, que es realizar la actividad laboral fuera de las instalaciones de la empresa. Y no es cierto, ya que esta definición es la de Trabajo Remoto.

¿Qué es Teletrabajo?

La principal confusión viene por el prefijo latín “tele”, ya que no hace referencia a “trabajo desde lejos” sino que hace referencias a Trabajando con las Telecomunicaciones.

Es una traducción literal del palabro norteamericano “Telework”, que hace referencia al trabajo que se realiza utilizando todas la infraestructura de comunicaciones, tanto de la empresa como del trabajador desplazado, para poder realizar su trabajo como si estuviese en las oficinas.

Dicho de otra forma:

– El Trabajo Remoto es el trabajo que el trabajador realiza desde casa.

– El Teletrabajo es cuando el trabajador desde casa trabaja en la oficina.

Aunque parece ser un poco raro de entender, la explicación es más simple aun:

El Trabajador Remoto recibe y envía el trabajo en su casa.

El Teletrabajador, trabaja en la oficina desde su casa, gracias a las Telecomunicaciones.

Con el teletrabajo existe siempre un tiempo de espera, que puede ser mayor o menos, desde que se termina la tarea o parte de ella, hasta que un supervisor o compañero del equipo, responda sobre lo realizado, para poder proseguir con ello.

Mientras que con el teletrabajo, toda tarea es en tiempo real, por lo que no hay espera alguna para que un supervisor o compañero comente o responda para seguir trabajando.

Reducción de Costes

Por consiguiente podemos asegurar que la principal ventaja del teletrabajo es que se evita la inversión consumir tiempo tanto en el desplazamiento del hogar a la oficina, como en la espera de respuesta de las tareas realizadas.

Es más, el trabajo en equipo sobre un mismo documento es imposible de realizarlo con el Trabajo Remoto, mientras que con el Teletrabajo es una de sus virtudes.

El teletrabajo posibilita, también a que el trabajador pueda tener su domicilio en otra ciudad, a cientos o miles de kilómetros de distancia, pero estar trabajando, colaborando y realizando reuniones instantáneamente.

Esto comporta un ahorro brutal a la empresa y al trabajador.

Por un lado, la empresa ya no se ve obligada a conseguir trabajadores con talento cercano a su domicilio social, sino que puede tener trabajadores con alta cualificación y gran talento especializado sin importar su ubicación. También comporta no tener que pagar a un trabajador con talento cualificado el desplazamiento a su puesto de trabajo ni, en algunos casos, una estancia laboral en la población de la empresa.

Algo también muy interesante es que hasta este momento las grandes empresas se podían permitir pagar un extra para traer al trabajador con gran talento a sus oficinas, pero ahora cualquier pyme, sin un desembolso extremo, puede tener el mismo tipo de trabajador que las grandes corporaciones.

Y por el otro lado, el teletrabajador dispone de cierta flexibilidad laboral, una evidente conciliación entre la vida laboral y la privada, y no tiene que desembolsar mensualmente todos los gastos de desplazamientos y comidas fuera de su casa. Así como que el trabajador puede estar trabajando para una firma del extranjero sin desplazamientos ni estancias lejanas.

El Teletrabajo no es una novedad.

El Trabajo remoto lleva haciéndose desde que el mail existe.

Y aunque parezca mentira, el teletrabajo lleva haciéndose desde el 2000, aunque el boom empezó en el 2003 con los sistemas de videoconferencias, especialmente impulsados por Cisco.

Según Global Workplace Analytics, el número de personas que trabajan desde casa por cuenta ajena, aumentó en un 103% desde 2005 y no muestra signos de detenerse,

Según el Gobierno, antes del confinamiento por el Covid-19, en España éramos poco más de 20 millones de trabajadores, pero algo menos de 1’4 millones están preparados para hacer teletrabajo en casa, esporádica o parcialmente de forma telemática (más o menos un 7%).

Los datos de teletrabajo del 2019 son:

– Reino Unido: 34,5 millones de trabajadores, de los cuales 9 millones teletrabajan (26%)

– Francia: 30,4 millones de trabajadores, de los cuales 7,6 millones teletrabajan (25%)

– Alemania: 43,4 millones de trabajadores, de los cuales 3,5 millones teletrabajan (8%)

– España: 22 millones de trabajadores, de los cuales 1,5 millones teletrabajan (7%)

– Italia: 25,9 millones de trabajadores, de los cuales 1,3 millones teletrabajan (5%)

La cantidad de trabajadores en Europa que teletrabajan, es diferente es cada país.

Solemos intentar compararnos con los grandes países productores europeos, pero no llegamos a los niveles que tienen en Francia o Reino Unido que tienen hasta 6 veces más de teletrabajadores. Italia, con una cantidad ligeramente superior de trabajadores que España, está ligeramente por detrás nuestro, pero ¿es el ejemplo a seguir?

Como aprovechar el Teletrabajo

A medida que más personas realizan el teletrabajo, cada vez es más importante encontrar formas de mantener la productividad, seguir estando conectados y tener a los trabajadores (y empresarios) satisfechos.

Y para ello se debe tener en cuenta:

Mensajería instantánea: La mensajería instantánea no es el mail. Podemos estar hablando de mensajería interna de la empresa, como la que hay en los ERP y en los CRM, o con simples WhatsApp, Esta mensajería instantánea ofrece dos grandes ventajas a los teletrabajadores. En primer lugar, permite que los compañeros de trabajo puedan comunicarse al instante, independientemente desde donde se esté trabajando. También evita que los teletrabajadores se sientan aislados. Después de años de investigación sobre el teletrabajo, se determinó que la naturaleza sincrónica y directa de la mensajería instantánea mejora los sentimientos de presencia de las personas, la pertenencia y el bienestar emocional.  El software como Microsoft Office 365 ofrece mensajería instantánea con Skype Empresarial, que permite el contacto en tiempo real en un instante. Es menos formal, más conversacional y más rápido que una llamada de teléfono.

Trabajar pero con mesura: un teletrabajador satisfecho sabe cuándo acabó su día. Según una encuesta realizada por Deloitte, en 2016, tienen muy en cuenta la importancia de una adecuada conciliación de la vida laboral y personal. Lo mejor de trabajar desde casa es la flexibilidad que ofrece, como la capacidad de recoger a tus hijos del colegio o ir al gimnasio durante tu día laboral, a la mejor hora y la franja horaria que tiene descuento, ya que se puede recuperar esas horas más tarde, ya que con el teletrabajo no es necesario trabajar de forma ininterrumpida. Es importante tomar una rutina para desconectar cuando se termine el trabajo diario, como apagar el teléfono de la oficina doméstica y cerrar el correo electrónico del trabajo. Está claro que hay algunos días en que todos necesitan trabajar más horas. Pero eso tendría ser la excepción, no la regla.

Conexión Social: Estar recluido en casa de forma permanente, tampoco es la obligación del Teletrabajo. Pasar periódicamente por la oficina para tomar café y pastas, un aperitivo o almorzar, varias veces al mes permite conectar físicamente con compañeros, supervisores y/o jefes de áreas, para hablar del día a día o de temas más “delicados” que ser tratados en una videoconferencia. Según un estudio realizado en 2015 en la revista Human Performance, compartir una comida puede ayudar a mejorar la dinámica de un equipo de trabajo y establecer amistades, a la vez que te ofrece la posibilidad de relajarte y establecer contactos informales.

Software empresarial: productos como Office 365, Skype Empresarial, SharePoint y Windows Phone contribuyeron a crear un entorno más productivo para el teletrabajo. Un software adecuado permite tener una conexión en tiempo real adecuado mediante videoconferencias, mensajería instantánea, uso compartido de documentos e informes interactivos, con paneles de control más sencillos de manejar.

Actualmente muchos trabajadores suelen trabajar desde casa para complementar su trabajo en casa, fuera de horario de oficina, a modo de Trabajo Remoto. Pero cada vez más existen empleados que utilizan el Teletrabajo más como una forma de trabajar directa, que complementaria.

Por ello cada vez más es muy importante contar con las herramientas tecnológicas adecuadas para conseguir que la experiencia de trabajo desde casa sea flexible, satisfactoria y productiva.

Share